Esta tarde hemos tenido la primera sesión de las Audiciones de la Escuela de Música de DaCapo. Tenemos que decir que ha sido una tarde fantástica, llena de diversión, magia, sentimiento, arte y un largo etcétera que solamente podemos explicar escuchando esa música que nos han regalado.

Aunque es muy difícil hacer un resumen, podemos decir que el sentir general del público que  llenaba el patio de la Escuela es que los pequeños, al frente de su profesora Diana Redondo,  nos han enternecido los corazones de un público entregado y el Taller de músicas de tradición oral junto con los alumnos de Gaita y Tamboril, con Javier Montes como profesor, nos han hecho recordar nuestras raíces con ritmos de diversos puntos de la provincia de Salamanca y otros más lejanos, haciendo una composición con percusión corporal y algún paso de claqué.

No ha faltado un broche final: todos los alumnos de Gaita y Tamboril y del Taller de músicas de tradición oral, junto con algún voluntario del público y alguna alumna de Estimulación Musical que no pudo resistir al tentación de tocar el pandero “cuadrao”, han hecho que nos despidiéramos con grandes dosis de positivismo. Por supuesto, todo a ritmo de las palmas del público.