Es inimaginable en qué cosas podemos emplear nuestro tiempo libre (el de los chavales, claro, el nuestro en zzzzzzzzzzz). Nuestras cámaras han pillado algunos de esos momentos, aunque iremos a la caza y captura de algunos más.

Como os hemos comentado en la radio, Megafusa, con ayuda de los padres de algún evero, nos ha regalado una tarta… ¡QUÉ TARTA! Preciosa, riquísima… Alucinante. Nos daba muchísima pena comerla, pero esto es como las Fallas de Valencia, la belleza visual no puede impedir que se cumpla su destino. Acompañando a la tarta venían también una galleta para cada uno de nosotros, incluso las de los profes con nuestra inicial y el nombre. A todos nos ha hecho muchísima ilusión ¡GRACIAS! 🙂