Cuando los termómetros daban la temperatura más elevada del año en Salamanca, estrenando el verano… dábamos punto y final al curso 2015/2016 de las actividades de la Escuela de Música DaCapo Salamanca. Pero a la vez un punto y seguido a la formación y disfrute de los alumnos, la profesionalidad y experiencia de los docentes, la cercanía y ayuda de las familias.

Ha sido un curso lleno de buenas vivencias, nuevos amigos, nuevos instrumentos y especialidades… porque DaCapo crece con todos vosotros… todos nosotros. No estamos todos en las fotos, aunque sí son todos los que están.

Decimos hasta luego a los alumnos que han hecho la prueba de acceso al Conservatorio y esperamos con entusiasmo que hayan aprobado para que puedan seguir creciendo como músicos y personas. Esta será siempre vuestra casa y seréis recibidos con los brazos abiertos.

Punto y seguido a un curso que nos espera lleno de sorpresas.

¡Os deseamos un buen verano!